Perdón

Y si nos perdonamos?. Y si dejamos de sentirnos culpables por no ser perfectos?. Y si nos empezamos a aceptar y a querer tal y como somos?.

Que sí, que es normal equivocarse, tener miedo, rendirse incluso.

Que no, que no pasa nada por llorar, por sentirnos tristes, rotos incluso.

A veces, la culpa nos ahoga, por pasarnos, por no llegar, por no querer lo suficiente, por querer de más, por no hacerlo lo mejor que sabemos, por perder el tiempo, por no parar ni un segundo, por callarnos lo mejor, por hablar de más. ¡No nos pasamos una!.

Perdonamos a cualquiera, menos a nosotros.

Nos exigimos cada día más.

Hay noches que cuando caigo en la cama, rendida, me siento fatal por no haber jugado con Paula, por no haber tenido más paciencia con María, por haber gritado a Pablo, porque Nana no ha salido, porque mañana no tengo comida, porque no controlo lo que me toca hacer al día siguiente en el trabajo. Porque no he llamado a no sé quién que está malo. Porque pasan los días sin hacer nada de deporte. Porque nosotros apenas hemos cruzado una mirada. ¡Basta ya!.

¡Me perdono!. Mañana será otro día, y si no, pasado, y si no, al otro…

Si perdoné a mi madre por disfrazarme de payaso cuando toda mi clase fue de princesa, ¿cómo no me voy a perdonar a mí misma?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s