Relevo

 Qué duro es el momento en el que te ves obligado a coger el relevo, a un cambio de papeles. Ese instante en el que te das cuenta de que el muro que siempre te ha protegido, el faro que indicaba el mejor camino, la fuerza y la seguridad, se tambalean.

Los ojos verdes más bonitos que he visto en mi vida se han vuelto oscuros, pequeños y tristes.

La alegría y la simpatía, exhaustas, han dejado paso a la seriedad, el enfado, el cansancio… Una mirada desconocida que esconde miedo, dolor y pena.

La sonrisa permanente, la amabilidad en persona, la nobleza, el mejor amigo, parecen perdidos.

Te has ido tejiendo un traje de león… Con cada desengaño, con cada injusticia, con cada operación, con cada caída, ibas añadiendo accesorios a tu disfraz y ahora ya tienes hasta colmillos afilados. Pero, ¿sabes qué?. Sigo viéndote, me dan igual las capas que te pongas porque un corazón como el tuyo, no se puede ocultar, por muchos gruñidos y arañazos que te empeñes en dar.

Deja ya de preocuparte, estoy aquí, a tu lado. Acaso me dejaste sola tú a mí alguna vez?. Acaso no me ayudaste siempre?. Acaso no me diste todo lo que necesitaba?. Acaso no me guiaste y no me enseñaste a ser quien soy?. Pues si ahora me toca a mí, aquí estoy, siempre será mucho menos que lo que tú has hecho por mí.

Anuncios

5 comentarios sobre “Relevo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s