Giro

Y si nos ayudamos a llevar el peso?. Y si nos ponemos al lado del otro y sin que se de cuenta le levantamos un poco la mochila?. Y si en vez de quedarnos mirando de brazos cruzados nos remangamos y hacemos algo?.

A veces con muy poco, incluso con una sola mano, quitamos carga, soltamos un botón y el otro empieza a respirar mejor. El primer paso es sencillo, solo hay que levantar un poco la cabeza y así, enseguida dejas de mirar a tu ombligo y empiezas a ver miradas que piden ayuda. Cuidado al hacer el giro, hay gente que la levanta tanto, que pasa de mirar su ombligo a mirar por encima de los hombros y de las cabezas de los demás, a ese espacio diáfano en el que no hay nada y por aburrimiento, vuelven a su centro. A esos dejadlos, necesitan más tiempo, algunos se dan cuenta solo cuando la vida los tumba.

Pero los que estamos vivos, los que vamos de pie, si queremos, podemos arreglar un poco todo ésto. Venga, vamos a abrir bien los ojos, a sonreír y a ponernos manos a la obra. Estoy segura de que ayudar cura y compartir hace feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s