Viaje a Asturias con niños

Si hay un viaje que al recordar siempre me hace sonreír, es éste. Nos gusta tanto, que hemos ido tres veces. La primera solos, la segunda con los niños y la tercera con los niños y mis padres. Tres maneras de vivirlo y todas me encantaron. Mi padre al volver me dijo que había sido el viaje más bonito que había hecho en su vida y con eso ya…

En 2015 la pequeña tenía 4 años y los mayores 9. Salimos a las cinco de la mañana para quitarnos un buen tirón con ellos dormidos (de ilusión también se vive…).

Cuando llegamos a Oviedo, teníamos tanta necesidad de respirar y de estirar las piernas, que pensamos que sería buena idea empezar con una rutita, subiendo al monte Naranco, para visitar las iglesias de Santa María del Naranco (palacio de Ramiro I, 842, una de las más importantes construcciones del prerrománico de Europa) y San Miguel de Lillo (prerrománica también, 842). Desde allí, se ve todo Oviedo.

Subiendo al Monte Naranco

De camino

Santa María del Naranco
Al fondo, Oviedo
Oviedo desde el monte Naranco
San Miguel de Lillo


Libre y feliz

A esas alturas de la mañana, ya habíamos hecho las paces (nos dejamos de hablar más o menos en Madrid). Ahora sí, ya relajados y de vacaciones. Bajamos a Oviedo, a pasear por sus calles, por su parque (parecía que habíamos quedado a una hora con Mafalda) y a comer.

En ésta me pixelo yo también, me lo he ganado a pulso.

Parque de San Francisco. Estatua de Mafalda.
Oviedo
Catedral de Oviedo
Empezando la dieta
La Regenta. Oviedo.
Oviedo
Teatro Campoamor


Hacía calor, así que decidimos acercarnos a alguna playa. Fuimos a La Concha de Artedo, la playa muy bonita (eso sí, el agua, hielo) pero lo mejor, el paseo que hay que dar para llegar a ella.

Ya estábamos deseando llegar a nuestra casa, al lado de Gijón, la culpable de que queramos volver una y otra vez a Asturias porque sabemos que allí tenemos a alguien esperándonos siempre con los brazos abiertos. Hasta ahora no he puesto el nombre de ningún restaurante ni de ningún alojamiento, pero La Ermita de Deva bien merece una excepción. Cada vez que voy me gusta más. Llegas y te recibe un ángel que a la vez que te quita de la mano la maleta, te quita el estrés, el cansancio y los problemas que lleves en la cabeza. Remanso de paz, cura para el alma… Silencio, vistas, naturaleza, comodidad, limpieza y desayunos espectaculares. ¿Qué más se puede pedir?. Pues aún hay más, esas conversaciones con Mara en cualquier momento, en cualquier rincón, en las que arreglamos el mundo. Yo me enamoré del sitio y prometí volver con los niños, después ellos se enamoraron igual, sobre todo de Mara. Así que prometí volver con mis padres y quedaron encantados.

La Ermita de Deva

Al día siguiente y después de un desayuno de esos desayuno-comida y casi merienda que nos ponía Mara, fuimos a conocer Gijón. Paseamos y visitamos el acuario.

Acuario de Gijón

Después de comer en el puerto, fuimos al Museo del Jurásico, en Colunga.

Museo del Jurásico

Empezó a llover mucho y aprovechamos para visitar el museo por dentro, aunque a mí creo que me gustó más lo de fuera.

De camino, visitamos Lastres, donde se grabó la serie El doctor Mateo.

Un nuevo día con las pilas cargadas. Empezamos visitando el Cabo de Peñas, una preciosidad.

Llegando a Cabo de Peñas
Cabo de Peñas

Fuimos a comer al puerto de Luanco. A la vuelta pasamos por el mirador del Fitu.

Luanco
Bonito encebollado
Mirador del Fitu.

Una de las cosas que más nos gustó del viaje fue el paseo a caballo que hicimos por Cudillero. El paseo y las vistas, una maravilla, las consecuencias del paseo en mi cuerpo ya son otro cantar. Era una ruta de una hora, a los cinco minutos no aguantaba más, era mi primera vez y nadie me advirtió que llevar unos vaqueros con su costurón en la entrepierna no era lo más recomendable, ¡qué dolor!. Si dura un poco más, me tiro.

Si bonito fue el paseo a caballo, más bonita fue la subida a los Lagos de Covadonga. Para mí, lo mejor. Lo único que hay que informarse del tiempo, ya que después de subir en autobús y hacer la ruta, si hay niebla, no se vé nada. Y saber la hora del último autobús de bajada, para que no toque correr. Es uno de esos sitios en los que tienes la sensación de estar solos en el mundo.

Al día siguiente, nos tocaba Cangas de Onís, Covadonga y el descenso del Sella en canoa (hay un recorrido más corto para hacerlo con niños). Son 4 km y tardan unas dos horas. Primero explicación rápida y entrega de material. A la vuelta te traen en microbús. Por la tarde, subida a Sotres.

Cangas de Onís
Covadonga
Covadonga con la ermita al fondo, en la cueva.
Descenso del Sella. Las Rozas-Arriondas.
Mientras, Paula y yo, echamos un mini golf.
Sotres

Nos enteramos que había una chica que durante años había ido recogiendo animales salvajes que la gente compraba y después, abandonaba. Había montado una pequeña granja y abría al público un par de veces al día. Nos acercamos, a mí no me gustó la experiencia, la verdad, y lo que menos que se me plantara el águila un segundo en la cabeza, fue como si me dieran con un palo. A ellos les gustó, los podían coger, darles la comida que les decía la chica…

Deseandito estaba de que acabara esa visita.

Nuestro último día fue en Santillana del Mar. Hicimos una noche allí. Precioso también.

Santillana del Mar

Al año siguiente, en 2016, volvimos, esta vez con los abuelos. No sé a quién le hacía más ilusión, a los niños o a ellos. Hay muchas cosas que repetimos, así que, solo pondré los sitios nuevos. Pasamos cuatro noches en La Ermita de Deva y tres en el Rincón Encantado, en Llano de Con, entre Cangas y Covadonga.

Pablo y María quisieron volver a dar un paseo a caballo, pero esta vez animé al padre de las criaturas a que los acompañara él, a mí todavía no se me había olvidado lo que ‘disfruté’ el año anterior.

Nacimiento del Ebro, Fontibre
Bárcena Mayor
Santander
Subida a los Lagos de Covadonga, esta vez con la abuela.
Bufones de Pría
Bufones de Pría
Ribadesella
El Rincón Encantado, Llano de Con.
El Rincón Encantado.
Sotres
La Ermita de Deva, con los abuelos.
Cudillero
Potes
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s