María

No te deseo riquezas, solo una vida llena de momentos como éste, de paz, de silencio, de aire puro, de sonrisas, de miradas de cariño…
Tiempo para parar y darte cuenta de lo pequeños que somos, y si pequeños nosotros, imagínate nuestros problemas…
Por lo menos una vez al año, regálate un rato frente al mar y otro rodeada de montañas, cierra los ojos, siente y respira hondo… cura, te lo aseguro.
Y recuerda, llena tu mochila solo de cosas buenas, de sentimientos, recuerdos y personas que te hagan feliz, suelta todo lo demás!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s